Arte
Nos apasiona el arte y nos gusta crearlo. Gracias a nuestra vasta herencia bodeguera y a nuestro interés por la innovación, componemos un amplio poemario de vinos, brandies que se han convertido en referencia de un mercado en el que la familia Mora-Figueroa Domecq pone todo su corazón. Una experiencia auténtica que habla de Jerez con el diseño de nuevos productos de la más alta calidad. Venimos del pasado, pero miramos hacia el futuro.
El Palique
Vivir el presente y, por una vez, olvidarse del tiempo. Perderse en las calles y encontrarse en la barra de un bar. Abrazar a tu gente. Recuperar los momentos que fueron un instante y que, por qué no, vuelven a repetirse. Esa es la esencia de Palique. Una forma de entender la vida muy nuestra; que sí, que nos es propia. Ese bla, bla, bla que habla del mundo y que se condensa en una sola conversación. La misma que se encierra en un trago de Palique entre amigos. Porque Palique está hecho para la buena gente.
El Palique
Elaborado con vinos excepcionales macerados en cítricos y botánicos con diferentes combinaciones para lograr aromas y sabores que nos recuerden la esencia de lo auténtico. Y, en nuestra tierra, lo auténtico se encuentra en la calle. Unas calles que se viven, que tienen su propia historia y que se condensan en tres variedades de vermut en honor a tres lugares emblemáticos que representan las tradiciones de su gente: El Palique de Reus, El Palique de Jerez y El Palique de los Madriles. Porque no hay nada como una buena conversación para ser recuerdo, para despertarnos las ganas de vivir un presente que se escapa, pero que siempre será presente.
Previous
Next