Tornería Fino
De tonalidad dorado intenso, con reflejos verdosos y cobrizos. Un atractivo color que delata a un fino especial, de larga crianza biológica de unos quince años, en la que se va agotando la vida de las levaduras de velo, descubriéndose en fase olfativa una gran intensidad de aromas a panadería junto con frutos secos como almendra y la personalidad y complejidad de la sensación punzante y yodada.
Tornería Fino
Un vino de entrada seca, sedoso y potente caracterizado por su elegante salinidad y amargor final y que alcanza un gran equilibrio gracias a su acidez y a su elevada persistencia sápida.
Tornería Amontillado
De color ámbar intenso y cobrizo, nuestro Amontillado de entre setenta y ochenta años de enorme complejidad aromática, nos descubre incontables aromas que van cambiando constantemente, desde la sensación punzante, maderas viejas, cascara de naranja, bollería hasta las avellanas, nueces,.
Tornería Amontillado
Un vino de gran complejidad, un vino de pañuelo. En boca, tremenda intensidad y salinidad propia de los amontillados sanluqueños, de afilado paso por boca, mineral salinidad, y amargor elegante e intenso. Una joya de eterna persistencia.
Tornería Oloroso
De color caoba oscuro, nuestro Oloroso de más de ochenta años, es producto de la lenta oxidación, que eleva su intensidad aromática hacia la ebanistería y el tabaco, dejando que se asomen la piel de naranja y los frutos secos tostados, caja de puros o fruta pasificada de fondo junto a notas de lacas y barniz. En boca es redondo e intenso, concentrado, con un paso voluminoso que se equilibra por su elevada acidez. Amargo, muypersistente y rotundo.
Tornería Oloroso
De edad superior a 80 años, extraido de un histórico tonel concentrado por las mermas. De color caoba oscuro, de lenta y eterna oxidación, dotándolo de una elevada intensidad aromática a ebanistería y tabaco, piel de naranja, junto con aromas de frutos secos tostados, caja de puros, fruta pasificada de fondo y notas de lacas y barnices. En boca, redondo e intenso. Un paso por boca voluminoso equilibrado por su elevada y concentrada acidez. Amargo y muy persistente. Un vino rotundo y sempiterno.
Tornería Palo Cortado
De tonalidad caoba, abundante y lento lagrimeo, nuestro Palo Cortado de treinta años, es un vino con crianza mixta que le dota de esa sensación punzante tan intensa y compleja. Aromas a frutos secos, a madera y torrefactos, a orejones y piel de naranja seca.
Tornería Palo Cortado
En boca, tiene una buena entrada, elegante y sedosa, junto con una buena acidez y amplitud salina, con un marcado amargor que le aporta persistencia en boca. Postgusto largo y agradable. Un vino sereno y elegante que no deja indiferente.
Tornería Pedro Ximénez
De color negro zaino, azabache y lento en su movimiento en copa. Procedente de su cuna cordobesa, donde esta variedad encuentra el hábitat ideal para ser pasificada lejos de la humedad y convertir un zumo de pasas en el mejor vino dulce del mundo. Un vino intenso donde los aromas torrefactos y tostados, como la madera y el eucalipto, ganan protagonismo por su vejez frente a otros más primarios como las pasas, higos los dátiles y el toffee, que aparecen en un segundo plano desde su fondo persisten en boca.
Tornería Pedro Ximénez
Boca muy redonda, de entrada muy dulce, aunque no empalagosa, encontrando un magistral equilibrio con la acidez y amargor de los polifenoles del raspón. Muy persistente en boca con aromas a dátiles y toffee por retronasal. Un vino majestuoso.
Previous
Next